Ir al contenido principal

¡ALERTA! ¡ALERTA!


Yo me pregunto que está pasando en las iglesias...
En esos días en los que me pongo a pensar en la inmortalidad del cangrejo se me ocurrió analizar una situación algo alarmante que sucede en las iglesias cristianas, no sé si en todas pero en muchas sí sucede:

Cuándo yo empezé a tener problemas cómo sentirme sola, tonta, fea, etc... (masomenos de 9 o 10 años) jamás hable con mis padres y jamás me acerqué a nadie de la iglesia... es más ni a mis amigos les decía.
Las cosas se fueron complicando y para cuando tenía 13 las cosas fueron de mal en peor... ahora ya me cortaba y no comía o incluso vomitaba.
Jamás hablé de ello ni con mis padres, amigos, ni con personas de mi iglesia.

Había veces en que sentía que iba a explotar... y sabía que tenía que buscar ayuda y hablar con alguien, así que hablé con una o dos amigas.

Claro que intentaban ayudarme, pero ¿En que podían ayudar dos chamaquitas de mi edad?
No era esa la ayuda que necesitaba.

Yo seguía asistiendo a la iglesia cómo si nada.

Y NUNCA me acerqué a los consejeros y mucho menos al pastor para decirle lo mal que me sentía y lo que me estaba pasando.

¿Por qué?

Se supone que en la iglesia encuentras un apoyo que no encontrarías en otros lados ¿Cierto?

Entonces ¿Por qué no hablaba?

Quizá porque sabía que lo que hacía estaba mal y sentía que no podía hablarlo.

Lo que yo sentía:


"Soy muy diferente a lo que debería ser: me corto, no como, estoy alejada de Dios.
Soy todo lo que se supone que no debo ser.
Siento que dentro de la iglesia tengo que fingir ser muy santa.
Quizá Dios no me quiere y yo no soy cristiana en realidad porque aquí todos parecen ser muy perfectos.
Si fuera cristiana no haría estas cosas y no me sentiría de esta manera.
Debería ser cómo los demás en la iglesia y por eso tengo que fingir que no me pasa nada si no quiero que me vean como bicho raro o como una pecadora..."


ALERTA ALERTA!!

Yo pensé que era la única... pero compartiendo mi testimonio me dí cuenta de que muchísimos chicos que asisten a las iglesias cristianas con regularidad se sienten de la MISMA FORMA!!
Y por las mismas razones no se acercan al pastor o a los diaconos o a los consejeros.

¿Por qué?

Las iglesias necesitan darse cuenta de que somos jóvenes y vivmos en un mundo dónde el rey es satanás.
Vivimos día a día intentando vencer las tentaciones del mundo y NO ES NADA FÁCIL.
Las personas en inglesia... incluso el pastor es pecador.
Somos humanos y solemos equivocarnos, caemos en la tentación y ofendemos a Dios diariamente.

En las iglesias se tocan, si acaso, los temas como sexo, anorexia, suicidio... etc.
Pero siempre se tocan cómo temas externos a la comunidad cristiana, cómo si fueran problemas de jóvenes del mundo y que nunca deberían pasarle a jóvenes cristianos.
En teoría no debería sucedernos... pero la triste verdad es que sí sucede y con mucha frecuencia.
Caemos en el pecado.

Dios perdona si nos arrepentimos de corazón.
Hechos 10:43 (Reina-Valera 1960)
43 De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.



Conozco amigos cristianos que han querido suicidarse, son anorexicos/as, se cortan, etc.

La verdad es que un verdadero cristiano debe tener una relación con Dios y no debería de tener esos pensamientos si en verdad tiene a Jesucristo en su vida.

Pero esos jóvenes se quedan callados y acuden primero a sus amigos.
¿Se están perdiendo esas almas?
¿Qué está haciendo la iglesia por ellos?

También sé que nosotros los jóvenes no nos acercamos y la iglesia no puede hacer nada si nosotros no se lo permitimos, así que la responsabilidad cae de ambos lados.
Es un trabajo de dos lograr esa confianza que se necesita.

Entrevistando a un jóven cristiano le preguntamos lo siguiente:

Si tu sintieras que podrías ser gay, si te cortaras, si fueras anorexico o tuvieras ese tipo de problemas ¿Acudirías al pastor, diaconos, consejeros de la iglesia o a tus amigos?

Él contestó:
"...pues los amigos casi siempre tienen la respuesta que queremos
y Dios la que necesitamos...
y los amigos no siempre te van a llevar a ver lo que Dios quiere... la verdad yo suelo ir con mis amigos antes..."

Eso quiere decir que sabemos que debemos acudir a Dios y a las personas de nuestra iglesia (incluyendo a nuestros padres)primero por que nos darían la respuesta correcta... pero aún así nos callamos y permanecemos solos o con nuestros amigos.

Haciendo una entrevista: el 95% contestó que preferiría ir con sus amigos y que por diversas razones NO se atreverían a comentarlo en la iglesia, mientras que sólo el 5%acudiría primero a su comunidad cristiana.

ALERTA!

¿Qué va a suceder con estos jóvenes?

Los consejeros tienen que estar preparados para saber que cosas como esta pueden suceder y suceden dentro de las iglesias.
Necesitan de alguna forma dar la confianza a los jóvenes para hablar de ellos y ayudarles a ver que sólo Dios es el camino, que Él perdona y que Él salva.
Así poco a poco se podría erradicar desde las raices el problema y no esperar hasta que la situación es muy grave ya.

Nosotros nunca debemos olvidar que Dios es la única salida y que debemos de buscarle a él primero y que en la iglesia siempre habrá alguien dispuesto a ayudarnos para que nos acerquemos a Él.

Dios nunca se olvidará de tí... buscalo.

(Lc. 11.9-13; 6.31)
7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?

10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?



El hecho de que alguien vaya a la iglesia no quiere decir que sea salvo...
MUCHO CUIDADO

(Lc. 13.25-27)
21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.







Comentarios

Sí, estamos medio ciegos, medio bizcos y medio tontos en las iglesias... (perdón si ofendo a alguien, pero cuando sabemos de este tipo de alertas y las escuchamos, principalmente de los mismos jóvenes, la conclusión es lógica y directa).

Quiera Dios que todos los cristianos adultos abramos bien lo ojos para estar alertas, pero también debemos abrir la boca para hablar con la Palabra, que es la única verdad.

Gracias por tu artículo Bananii. Que Dios te siga bendiciendo.

Entradas populares de este blog

La Paradoja de la Navidad

¿Y a ti quién te dijo que Dios es Santa Claus?

¿Por qué Señor? ¿Qué acaso no me escuchas? ¿Por qué no cumples tu palabra, Señor? Oro a ti día y noche y sigues sin contestarme... ¿Te has olvidado de mi, acaso?
Dice Santiago 4:3 "Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites."


Pero Señor, tu palabra dice en Lucas 11:9: "Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá."
Y además dice en Marcos 11:24 "Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá."
TODO, Señor, allí dice TODO!


¿Pero acaso has abierto la Palabra de Dios en Juan 15:7? Corre, ve por tu Biblia y ábrela.

"Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho."


¿Notas algo curioso en la estructura gramatical del versículo? Utiliza la palabra si al comenzar. Eso es un condicional, o puesto de una manera más clara: Pide lo que quieras y te será dado SIEMPRE Y CUANDO yo (Jesús) y mis palabras (man…

Aquí estoy.

Pensé que podía malgastar mi vida sin consecuencia alguna,
que podría hacer lo que me placiera sin necesidad de darte cuentas.
¿Cómo puedo ser tan malagradecida?

Me alejé por el camino que me pareció correcto,
quizá pensé que sería divertido, que sería fácil.

Me dijiste que te escuchara, que me guiarías por sendas de paz
pero seguí caminando sin mirar por dónde estaba pisando...

Una a una me tragué las mentiras que me ofreció el mundo,
voces y más voces, a mi parecer, muy sabias.

Las escuché y canté su melodía.

Un día me desperté en medio de un charco de asqueroso lodo.
Tierra sucia, barro indeseable, polvo de lágrimas.

Me quedé sentada durante unos instantes, me dije a mi misma que debía ser fuerte,
que no tenía nada de malo, que todos estaba allí.
Poco a poco las voces rompieron mi silencio y comenzaron a hablar de nuevo.
Esta vez presté atención y las voces que me habían parecido tan sabias en realidad sonaban tan confundidas como la mía.
Entonces caí en la cuenta ¿Qué estaba hac…