Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2009

Pequeñas cosas que causan una gran decepción.

De todos los sentimientos negativos que me ha tocado vivir pienso que uno de los peores es la decepción.
En nuestra vida nos vamos a topar con miles de personas de las cuales solo pasaremos tiempo con algunas.

Algunas de ellas nos caeran mal pero otras podrán convertirse en nuestros amigos.
Puede que algunos solo se vayan mientras que otros dejarán marca para siempre en nuestras vidas.

Algo que es un hecho es que no todas las personas que entren a tu vida permaneceran en ella.
Algunas personas se quedarán solo un momento, algunas se quedarán bastante tiempo mientras que otras se quedarán para siempre.

Está bien.

El problema es que aveces las personas a las que amamos más y quienes queremos que se queden por siempre a nuestro lado, por alguna razón se alejan.
Cuando llega la decepción es cuando esas personas nos hacen daño y se marchan dejándonos una sensación de incertidumbre.

Aveces esas personas resultan ser totalmente diferentes de quienes pensábamos que eran.
Aveces nos mienten, a…

Cosas tan simples...

Aveces la vida no parece ser justa, de hecho la mayoría de las veces no lo es.
Suceden cosas que no esperas o cosas que jamás quisiste que sucedieran.
Aveces perdemos personas a las que queremos y aunque algunas veces puede ser nuestra culpa, algunas otras pasan solo porque sí.
Algo que no es nuevo pero que aveces olvidamos es que en esta vida casi NADA puede darse por sentado.
¿Cuántas cosas no nos perdemos de disfrutar sólo porque pensamos que estarán allí para siempre?
Ponte a pensar:
¿Cuántas veces en lo que llevas de vida te has detenido a admirar la belleza de la naturaleza que Dios creó, o cuantas veces te has tomado unos minutos para mirar la puesta de sol a través de la ventana?
Sí, son ejemplos algo tontos, pero ahora te pregunto:
¿Cuántas veces en el día le recuerdas a tus seres queridos que los amas?
¿Cuántas veces le das gracias a Dios por el simple hecho de estar vivo?
¿Cuántas veces le dedicas tiempo a escuchar a tus amigos?
¿Cuántas veces al día sonries o le dedicas tiempo a se…