Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Afan...

"Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?"

Cómo miles de personas en México, mi familia no se libró de los estragos de la crisis económica.
No me había dado cuenta de cuánto estrés estaba reteniendo dentro por lo mismo.
No es la primera vez que atravezamos momentos difíciles, sólo que entonces era muy pequeña como para darme cuenta.
Ahora, que manejo en mi diario vivir un poco más de capital para gastos escolares, recreativos o necesarios, puedo sentir la preocupación de saber administrarlo correctamente.
Ese miedo de derrochar las cosas... esa sensación de impotencia.
Gracias a Dios por que Él siempre cumple sus promesas, nunca nos ha faltado ni nos faltará que vestir, dónde dormir o que comer.
No estamos en el hoyo ni mucho menos, pero las carencias comienzan a sentirse.
Esa presión.

Pero hoy, mi papá compartió con nosotros un testimonio…