lunes, 15 de junio de 2009

(the measure of a man) La altura del hombre.

Esta canción es de "For Him".
En lo personal, me ha puesto a pensar en muchas cosas.
Aveces pensamos que está trillado eso de que la belleza verdadera está en el interior y parece que nadie lo cree ya hoy en día.
Pero Dios dice: "No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón."
1 Samuel 16:7
Espero puedan leer la canción:
Aquí está el link a la letra ingles

Este mundo puede analizarte, puede formarse opiniones de ti y pesarte en la balanza.
Pueden medir tu inteligencia y examinarte de acuerdo a sus altas expectativas.
Pueden dar lo mejor de ellos para evaluarte y agregarte a las estadísticas y respaldarlo con sus argumentos científicos.
Pero hay más en lo que tu vales que lo que sus ojos humanos pueden ver.
Yo digo que la altura del hombre no es que tan alto has llegado, que tan rico o inteligente eres.
Porque me he dado cuenta de que la altura del hombre Dios la entiende porque mira dentro hasta el fondo de tu corazón.
Y lo que hay en el corazón define la altura del hombre.
Bueno, puedes dudar de tu valor y buscar quien eres y en lo que crees, pero Dios te hizo a su imágen cuando te formó en sus manos y te mira con misericorida, y te mira a través de su amor.
Eres su hijo y eso siempre será suficiente.
Porque hay más en lo que tu vales de lo que jamás podrás comprender.
Puedes pasar tu vida persiguiendo la perfección física, hay mucho más de lo que se ve a simple vista pues Dios mira a través de la superficie y Él define tu valor por lo que hay dentro de ti.

domingo, 7 de junio de 2009

como un perro

Hoy estuve analizando el comportamiento de mi perrita.
Es una Schnauzer Miniatura.
Supongo que esto que voy a escribir lo entenderán mejor aquellas personas que han tenido o tienen un perrito de mascota.
Los perros viven el día a día.
No por nada dicen que son el mejor amigo del hombre.
A un perro no le importa si eres rico o pobre, no le importa si estás flaco o gordo, si eres buena onda o si eres divertido.
Cuando llegas a casa te recibe con tanto gusto que no puedes hacer menos que sonreir y acaricialo con ternura.
Cuando tu no estás allí o cuando él ve que te alejas sufre y espera ansiosamente tu regreso.
Para él el hecho de que lo alimentes y le des agua para beber es más que suficiente para sentirse contento y agusto.
Él no te exige demasiado y es feliz con lo poco o lo mucho que le des.
Te agradece, te quiere y te hace compañía.
Si todos pudiéramos ver las cosas de esa manera nuestras vidas serían más sencillas.
Aclaración: no pienso comparar a los humanos con un perro... pero si ciertos comportamientos.

¿Por qué no ser agradecido con Dios y con los demás por lo mucho o poco que tienes?
¿Por qué no ser feliz con lo que tienes y aprender a ser feliz cada día con los pequeños detalles que suceden?
Imagínate... nuestra vida sería más feliz si pudiéramos alegrarnos con las pequeñas pero maravillosas cosas que pasan... pensar más en las cosas buenas que en las malas.
Después de todo... los días no vuelven atrás y es mejor pasar la vida sonriendo que desperdiciar tu tiempo quejándote.